Consideraciones previas

Es obvio que el Covid-19 nos está obligando a reevaluar nuestra cartera de productos y modelos de negocio.
El mundo de las inmobiliarias no es ajeno a estos cambios. Ahora se nos plantea un dilema: ¿Debemos actualizar nuestro marketing de ventas y trabajar con la fotografía 360º o es mejor esperar hasta que las cosas vuelvan a la normalidad?

Pues bien, vamos a intentar resolver estas dudas desde nuestro punto de vista.

Resolviendo dudas

Hay varias cuestiones que aclarar:
¿El 360º ha venido para quedarse? ¿La fotografía 360º es una respuesta instintiva a la situación actual? ¿Las imágenes fijas continuarán siendo el método principal de mostrar una propiedad?

Sector medio y gran lujo

Según nuestra experiencia y las tendencias que observamos en mercados más avanzados que el nuestro, es muy probable que se incorpore el vídeo al mercado español como herramienta habitual en las Redes Sociales. No obstante, las fotografías profesionales seguirán siendo fundamentales como primera herramienta de marketing.
No es previsible que este sector apueste por los tour virtuales como argumento de venta habitual.
El agente comercial que se dedica a este sector, confía mucho en el trato personal y en su saber hacer para cerrar la venta.

Resto del sector

Otra cuestión es el resto del mercado. Serán los mismos propietarios los que no quieran un desfile continuo de potenciales compradores en sus hogares y buscarán agentes inmobiliarios que ofrezcan el servicio de TOUR VIRTUAL, todo ello sin dejar de lado las fotografías profesionales.
En la combinación de ambas técnicas, posiblemente esté el éxito.

Compradores

Estamos observando que el potencial comprador desconfía cada vez más de las fotografías publicadas, pues es consciente de que los profesionales minimizamos los defectos y maximizamos las virtudes de las propiedades. Por ello pueden sentir cierta frustración cuando las visitan.
Sin embargo, los tour virtuales se perciben como más reales.

Agentes inmobiliarios

Creemos que es un buen momento para diferenciarse de la competencia y ofrecer, tanto al comprador como al vendedor, un perfil de profesional que se adapta a las circunstancias y se encuentra a la cabeza de las nuevas tendencias.

Conclusión

Como agente inmobiliario, para las propiedades de un nivel estándar empezaría a encargar y promocionar la fotografía 360º, siempre que las circunstancias lo permitan y el precio del reportaje sea moderado. Posiblemente, tanto comprador como vendedor lo demanden en un futuro cercano. Si esperáis a ese momento, habréis perdido el efecto "sorpresa".

Si quieres ver un ejemplo, y comprobar el resultado, ha click en el enlace que te presentamos a continuación: SERVICIO TOUR VIRTUAL